México

Autor: Zucchero.

Para ser franco debo decir que no sé nada de México salvo imágenes borrosas de películas, goles, y el recuerdo de yo mismo desembalando artesanía envuelta en diarios mexicanos que aprovechaba de leer en Bari, Italia. Nada más me une a México salvo esas estatuillas de terracota y pasta turquesa. Eso y las historias de Bolaño en el desierto de Sonora o en Ciudad Juárez.
También debo reconocer que siento cierto rechazo a México. También lo siento hacia Colombia. Países idílicos convertidos en la pesadilla de un moribundo.
Mi imagen idílica de México? Elvis Presley lanzándose un clavado, cuando la marea sube, en Acapulco y luego cantando “Guadalajara”. Elvis debió ser mexicano. En cierta forma Elvis es la personificación de México estos últimos 40 años. Un muchacho sano y alegre convertido en un decadente drogadicto.

Se lo podemos achacar a los políticos o a la camarilla del PRI? Pues creo que ellos son los grandes culpables junto a la clase alta mexicana que ha visto a su país como un botín más que como una nación. En Chile pasa lo mismo. La Concertación y la Alianza de Piñera -muy parecida al PAN- no hicieron nada y los problemas se han acentuado con un amplio rechazo y molestia de la gente que busca equidad y desarrollo.

Si seguimos así nos podemos convertir en México. De hecho el problema del narcotráfico día a día aumenta y el poder del dinero corrompe todo. El tema de la seguridad ciudadana es alarmante y todos reclaman que la “puerta giratoria” deja en libertad a los delincuentes de inmediato, la mayoría  menores de edad que son imputables. Cualquiera de ellos anda con pistola en los barrios periféricos de Santiago. El dinero fácil puede más que los liceos municipales pobres y con problemas abismantes de infraestructura y docencia. La pobreza y la falta de educación son aliados poderosos frente a gobiernos a los cuales les da lo mismo la gente. La juventud convertida en pobredumbre humana. Si tienes plata vales; de lo contrario apróntate a lo peor. Creo que en México pasa lo mismo. Pero los niveles de maldad se han elevado al triple y eso genera una visión muy pesimista en el resto del mundo. México era Elvis lanzándose un clavado pero cayendo de cabeza en las rocas.  Creo que algo parecido nos quiso mostrar Bolaño en su último libro 2666. El Apocalipsis reflejado en los crímenes de Ciudad Juárez. El cómo esas mujeres representan una sociedad que ha sido torturada y asesinada con la complicidad del Poder, más culpable que los propios asesinos.


Pero no seamos tan negativos. Los mexicanos tienen al Chapulín, aunque ni él ha podido salvarlos. Supongo que Cantinflas tampoco los hace reír al ver que el PRI nació buscando ser un sueño colectivo frente a la mezquindad. Con el paso de los años este sueño se transformó en pesadilla. De qué asombrarse? El PRI es México. Es Elvis en un clavado que finaliza en las rocas. Sangre, sudor y lagrimas.

Pero México también fueron  aquellos estudiantes masacrados en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco. Y la rebelión zapatista: Ejemplo de respeto al hombre que merece superar sus expectativas. En la selva aún se respira aire limpio pese a los intentos por hacerla desaparecer.Cherán, el pueblo purépecha, es otro ejemplo valedero. La comunidad unida frente al narcotráfico y el gobierno proempresariado dilapidador. México se levanta y da ejemplos para que se multipliquen en toda América Latina.  No todo está pérdido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s