Dos poemas de Jorge Spíndola.

I LOVE  YOU LUISA

La luisa que yo conozco
no ni por asomo
la luisa que ella dice
que fue bella que bailaba
la luisa lisa y llanamente
es este montón de huesos que apenas anda/
la loca esa que anda en enaguas
vendiendo lotería en la puerta del mercado
la luisa que ella dice
que ella nombra con babas en el labio
es la pura memoria que le baila la cabeza
sólo su memoria detenida
en los tiempos de frondizi
y aquel auge del petróleo
la memo luisa mareada de manos
la más hembra del maracaibo
bailando can-can en los piringundines
con dólares en el corpiño
cuando la saipen oil y el plan con.int.es
la más cara enredada de giles
bañada de whisky en cada orgasmo
y love you luisa – /arañando en un bolero/
la sola memoria del sexo fermentado en cocaína
i love you luisa anda patagonian
i love you baby aún cuando las huelgas.
nada queda de aquel auge de esos días
sino la memoria fornicada
que puso a estos huesos de patitas en la calle
donde el tiempo pasa y nada queda de la saipen
de la standard oil que arrojó
las máquinas al mar por no dejarlas /
nada queda solo la luisa
con las enaguas al viento
los labios rojos silbando frank sinatra
che vos / comprame lotería
por san cayetano pibe / comprame lotería.

LOS DOS ZAPATOS EN EL AIRE

una amiga mía dice
que es difícil ser poeta
que es un peligro andar
mostrando las costillas por la calle
o en un libro
yo le digo que no que no es difícil
más jodido es ser acróbata
o albañil en las alturas

no es difícil escribir
lo difícil es no caerse para arriba
o para abajo

que eso fue lo que le pasó al finado Justo Cárdenas
por ejemplo el llegaba en pedo a la obra
y se ponía revocar con un pie afuera del andamio
hacía equilibrio
y un día se ve que se olvidó
y apoyó los zapatos en el aire

el resto ya se sabe
Justo está enterrado dos metros bajo tierra
y sus hijas dicen que Justo está en el cielo

no es difícil ser poeta
(yo escribo palabras al borde del andamio)

Jorge Spíndola (Comodoro Rivadavia, 1961). Ha vivido en distintos lugares de Argentina y del sur del continente. Residió en Chubut, su provincia natal. Ahora vive en Valdivia, Chile, donde realiza un doctorado. Publicó los poemarios Mátame si no te sirvo (1995), Calles laterales (2002) y Jerez volcado (2009). Obtuvo el Premio Nacional de Poesía del XVI Encuentro de Escritores Patagónicos 1994, Fondo Nacional de las Artes. Su libro Calles laterales fue finalista del Premio Internacional de Poesía del Festival de Medellín, 2007. Integra diversas antologías, como Abrazo Austral, poesía del sur de Argentina y Chile (Buenos Aires, 1999) o Poesía de la Patagonia (Málaga, 2006). Su obra es ampliamente conocida por su vínculo con la oralidad, en recitales, grabaciones, espacios teatrales y performances con artistas plásticos. Integra el Colectivo de Trabajo Artístico “Bajo Los Huesos”.

Anuncios

Una respuesta a “Dos poemas de Jorge Spíndola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s