A la intemperie

Datos recopilados por Zucchero.

20101208_102211

Hace frío en la prefectura japonesa de Aichi. No es fácil trabajar bajo cero grados pero una chilena y un norteamericano quieren construir un anfiteatro de piedra para realizar actividades culturales.
Sus habitantes han encontrado la idea genial y se han puesto manos a la obra. Todos ayudan

La construcción del anfiteatro de Aichi. Un ejemplo de la comunidad organizada en pos de un bien invaluable.

Urbe  Salvaje ha investigado y la historia es sorprendente.

El anfiteatro de ceramica en la prefectura de Aichi comenzó a construirse en el 2000 por parte de Steven Ward, originario de San Fracisco, USA, y por Ximena Elgueda de Santiago, Chile, ambos artistas de las artes del fuego, quienes vinieron a Japon en busca de nuevas tecnicas en la cerámica.

– ¿En qué se basa esta loca y maravillosa idea?
– Este Anfiteatro consiste en una concha acustica realizada con 60 toneladas de arcilla, donde bloques de esta misma fueron puestos uno encima del otro por un periodo de dos anos. Secada durante 2 años.  En estos momento hacemos preparativos para finalizar el horno que rodea esta pieza y hornear esta gigantesca concha acustica de 3 metros de alto por 13 de largo y dos de ancho. La temperatura que deseamos alcanzar es de 1150 grados celcios- responde la chilena Ximena Elgueda.

DSCF3598

¿Cuál es el motivo de semejante proyecto? ¿Por qué hacen esto?
Ximena nos lo cuenta: “La razon principal es porque antes de realizar el anfiteatro viajamos a USA y Venezuela. En Venezuela pudimos disfrutar de un concierto al aire libre en un anfiteatro de piedra. Luego fuimos a California donde al caminar por un bosque vimos tres arboles juntos
en forma de media luna creando un espacio interior. Siendo nosotros artistas de la ceramica nos preguntamos cómo sería realizar un espacio como aquel  en ceramica.
Regresamos a Japon y fuimos a un concierto al aire libre donde el dueno del terreno es agricultor. Alli conversando mi marido y yo se  nos ocurrio poner  estas dos experiencias la del anfiteatro y la del espacio en el bosque y decidimos hacer una maqueta y proponerle al dueno del terreno nos dejase construir este anfiteatro en su propiedad.

– ¿La idea después es transformarlo en un centro cultural o algo similar?
– Este anfiteatro empezo a construirse el año 2000 y desde entonces más de mil personas han sido voluntarios ofreciendo sus manos, su  tiempo y sudor. Es un proyecto sin fines de lucro. Para construirlo hemos recibido pequeñas donaciones, hemos realizado conciertos , talleres y la mayor parte ha corrido de nuestro bolsillo. En cierta forma ya es un centro cultural. El uso que tenemos pensado para él es totalmete comunitario donde las personas pueden reunirse, crear charlas, discusiones de temas que les afectan, teatro de marionetas, danza, talleres de expresion corporal, musica en vivo y otros.

– Ximena, perdona pero ¿cómo se fabrica un horno tan grande y cómo se conserva el calor?
– En el área donde nosotros vivimos hay muchas industrias dedicadas a a la elaboracion de cañerías de ceramica. Cuando se construyó el nuevo aeropuerto algunas de estas companias tuvieron que cerrar dejando toneladas de ladrillo para ser reciclados. Durante un periodo de 7 años recibimos 26 mil ladrillos para quemas de alta temperatura.
Antes de construir el horno alrededor de la pieza de arcilla  tuvimos que diseñar el horno y consultar con expertos tecnicos acerca del movimiento del calor dentro del mismo. Nos ha tomado alrededor de
6 años la sola construccion del horno. Trabajando casi todos los domingos con la ayuda de los voluntarios.
La quema planeada para el otono del 2013 durará un total de tres semanas. Se horneará con unos quemadores hibridos que funcionan con gas y kerosen, especialmente disenados para esta quema. Tendremos tres pirometros localizados en tres puntos estrategicos en el horno que iran midiendo la temperatura y según esto iremos alimentando el fuego.

– ¿Cuál es la visión de la comunidad sobre este proyecto?
– La comunidad aledana esta constituida  en su mayoria por agricultores. El dueño -siendo uno de ellos- ha sido nuestro gran apoyo. Este anfiteatro es realizado para la comunidad por la comunidad. Nos ha tomado mucho tiempo, pero esto también ha significado que poco a poco está idea este sueño y se ha convertido en el sueño de quienes han puesto su grano de arena en él y de quienes han visto transcurrir las estaciones  de 12 años y comprenden el ciclo de la tierra .

¿Hacer algo similar en Chile? ¿Realizar una pieza de esta magnitud? Si se nos presenta una oportunidad y un lugar, con gusto.
Los ciudadanos son  libres de tomar sus propias decisiones, nosotros no interferimos en ello.

Debo despedirme: Que tengan un buen día; aquí tenemos mucho viento frío y se hace difícil trabajar a la intemperie, pero ahí vamos: por amor al arte, al servicio del arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s