Carta de un Institutano

golborne

Por Milan Mauricio Grušić Ibáñez

El 17 de enero de 2013 recibí una información que sinceramente sacó lo peor de mí. Rabia, desazón, impotencia y vergüenza inundaron mi corazón al ver un vídeo de quien fuese un ex alumno del Instituto Nacional. No puedo quitarle la calidad de ex alumno del Instituto a un personaje que recorrió nuestro

Queridos Institutanos

Mi formación, lo que soy, se debe a lo que pude recoger en las aulas, los pasillos y patios de uno de los más prestigiosos establecimientos educacionales del país. Soy Institutano, ya que nadie puede cambiar mi formación y lo que me define. Viví, durante más de cuatro años, una de las experiencias más gratificantes que un hombre puede llegar a tener a lo largo de su tránsito por este mundo. Hijo de un gran maestro del Instituto Nacional. Seguramente nunca podré calzar los zapatos de ese hombre maravilloso, de ese maestro, pero si he tratado de ser un hombre honesto, sincero, un buen amigo, un buen compa… No un gigante ni un semidios, únicamente un hombre…

El Instituto Nacional nace bajo las ideas de la República y los valores de ésta. La Independencia, El Libre Pensamiento, el vernos a todos como iguales y como parte de un Todo, plasmó desde 1813 el ideario Institutano. El Laicismo, Humanismo y Democracia son principios fundamentales para los que tuvimos el privilegio de ser Estudiantes, Auxiliares, Inspectores, Administrativos, Profesores y Rectores de la más antigua casa de estudios de Chile.

A lo largo de la historia, el Instituto fue gestor del nacimiento intelectual de miles de chilenos, que como humanos e imperfectos llegamos con nuestra inocencia infantil para transformarnos en hombre profanados por el conocimiento. Ni buenos, ni malos, sólo hombres

Teniendo en cuenta que la educación es lo único que nos separa del Fanatismo, la Ignorancia y la Tiranía, nuestra querida Casa fue víctima, a lo largo de la historia, de incontables ataques que sólo fueron repelidos por el enorme corazón de todas las generaciones que encontraron en el Instituto un segundo hogar, una segunda familia.

La última dictadura chilena logró lo que ningún gobierno pasado pudo hacer.

En la dictadura de Pinochet se rompió el espíritu de nuestra misión Nacional, para transformarnos en un liceo municipal, dejándonos a la buena voluntad de los políticos corruptos que hoy rotan por el municipio capitalino. Definitivamente, la ideología fascista logró acertar un gran golpe al corazón no sólo de un colegio, sino de la Nación y de sus valores republicanos.

Laurence Golborne

Laurence Golborne

¿Dónde están los grandes maestros que transitaron por nuestras aulas?

Hoy sabemos que dentro de la educación en Chile los colegios particulares, particulares subvencionados y municipales son evaluados por su calidad del alumnado y no por la calidad del maestro. No importa que tan bueno o tan malo sea un profesor cuando al final será el conjunto de alumnos y su calidad lo que marque la gran diferencia entre buenos o malos. Niños pobres sin muchas capacidades seguirán siendo pobres toda la vida; niños pobres con alguna capacidad lograrán, a lo mejor, alcanzar una meta; niños con capacidades de familias pudientes, más que seguro lograran ser poderosos; niños sin muchas capacidades de familias ricas, se dedicarán a la política y nos gobernarán basados en su Fanatismo, Ignorancia y Tiranía.

La primera gran tarea del Instituto es mantenerse en pie ante el ataque del fascismo y del mercantilismo. Pero también es imprescindible que vuelva a retomar su Discurso Histórico, para que retorne a ser el “Primer Foco de Luz de la Nación”.

Volver a “Educar”; volver a formar a hombres con sed de servir y no para ser servidos; volver a ser la punta de lanza de todo cambio o revolución; volver a incorporar el concepto de servicio público; volver a trabajar por una Nación más justa, con igualdad de oportunidades, con igualdad de derechos y obligaciones; volver a fundarnos el ideario latinoamericanista… Volver a lo que, en algún momento, Carrera imaginó cuando vio nacer nuestra Nación. Sencillamente “volver”…

Nuestra historia, que es parte de Chile y de América, no siempre fue de glorias. Iluminados, grandes hombres, científicos, maestros, artistas, políticos de la vieja escuela, lideres, grandes y pequeños emprendedores, uniformados, hombres buenos y malos transitaron por nuestra casa. Y con honestidad, el Instituto nunca pretendió que de sus aulas saliesen santos o bienaventurados, sólo hombres con sus defectos, pero si con algo más… Lamentablemente ese “algo más” no siempre quiso ser recibido…

El 17 de enero de 2013 recibí una información que sinceramente sacó lo peor de mí. Rabia, desazón, impotencia y vergüenza inundaron mi corazón al ver un video de quien fuese un ex alumno del Instituto Nacional. No puedo quitarle la calidad de ex alumno del Instituto a un personaje que recorrió nuestros pasillos y se llamó nuestro compañero, pero si puedo no llamarlo Institutano…

Golborne, precandidato presidencial de la Coalición Fascista por el Cambio fue ex alumno del Instituto Nacional. Un hombre que se enriqueció destruyendo los micro-emprendimientos para concertar la riqueza de muchos en unos pocos y en si mismo. Un hombre que hoy es la punta de lanza de la Unión Demócrata Independiente “UDI”, partido fundado por colaboradores de la dictadura de Pinochet. Un hombre que hoy desayuna, come y cena con traidores a la Patria, con cómplices de asesinatos masivos, con corruptos que saquearon la Nación de sus riquezas y con políticos que lo único que buscan es destruir la bases de la Nación inspiradas por el Instituto Nacional.

Somos concientes que la destrucción de la “Educación Pública” en Chile, es patrimonio exclusivo de una derecha fascista que busca gobernar con Fanatismo, Ignorancia y Tiranía los destinos de nuestra Nación, doctrinas hoy compartidas por Golborne. No olvidemos que en veinte años de la Concertación, gobernada por la Democracia Cristiana, lo único que se quiso hacer fue perfeccionar un sistema de educación excluyente bajo los valores de la “libertad de enseñanza”, es decir, que los padres pudiesen elegir donde querían que sus hijos fuesen educados, como si eso fuese real, el que una familia pobre pudiese elegir en que colegio matricular a su hijo.

200 mil millones de dólares hoy mueven las Administradoras de Fondos de Pensión “AFP”, dinero de todos los chilenos. Fondos que son utilizados por los empresarios para hacer crecer sus empresas y hacerse cada vez más ricos a costa de las miserables pensiones que hoy entregan a muchos chilenos después de una vida de trabajo. Sí, el patrimonio del gran poder económico chileno es generado por todos los trabajadores, pero disfrutado por pocas familias, excluyendo a millones de chilenos esas riquezas y Golborne es cómplice al ser hoy precandidato presidencial de quienes defienden éste sistema.

Golborne, hoy apuesta por seguir privatizando el sistema de Salud Pública, al punto de la destrucción. Los fondos que aportan para la salud los trabajadores están siendo utilizados directamente para seguir creando clínicas de excelencia que sólo pueden ser utilizadas por unos pocos, marginando a los más necesitados de una salud digna, de calidad y gratuita. Además, estos fondos están siendo los causantes de crear una casta nueva de trabajadores de la salud, donde el beneficio personal está por encima del bien público.

El precandidato presidencial, hoy entiende que el crecimiento de una nación pasa por trabajar más horas y cobrar salarios miserables, es decir, mano de obra barata o sencillamente explotación para minimizar los gastos y optimizar las ganancia que, curiosamente en Chile, si reinviertes no pagas impuestos.

Laurence Nelson Golborne Riveros, se eleva como gran defensor de los poderosos, no importándole mucho la suerte de los que no son de su nivel. Hoy leemos las declaraciones sobre el conflicto Mapuche expresadas por un Tirano que sólo busca continuar el genocidio ejercido por la nación chilena a la nación mapuche. No debe de haber justicia para Matías Catrileo, pero si para la familia Luchsinger McKay.

Laurence Golborne

Laurence Golborne

¿Cómo pretende solucionar el conflicto Mapuche este ex alumno del Instituto?

Sencillo…

Del mismo modo que se pretende acabar con el conflicto estudiantil. Extendiendo un estado policial, dando más atribuciones a las instituciones policíacas, para que puedan sobrepasar los derechos individuales consagrados en la Constitución que, a pesar de ser impuesta por el dictador Pinochet, nuestra Carta Magna se adhiere al Pacto de San José de Costa Rica sobre Derechos Humanos, Suscrita en 1969 y ratificada por el Congreso Nacional en 1990.

Ley Antiterrorista y ley Anti-capuchas, es la forma que tiene el fascismo para impedir que hoy un ciudadano pueda manifestarse pacíficamente en las calles de Chile. Es la forma de restringir tus derechos para ser detenido por cualquier causa no comprobable y ser abusado por funcionarios corruptos del estado.

Hoy, sin esas leyes las detenciones arbitrarias son constantes. Malos tratos por parte de funcionaros de las policías, insultos, vejaciones, golpes, tortura, manoseo a menores y montajes judiciales, que pueden mantener por años en prisión preventiva a individuos sin una condena, son pan de cada día en el ordenamiento establecido.

Hoy, el precandidato presidencial Laurence Nelson Golborne Riveros representa los fundamentos ideológicos de la Coalición Fascista por el Cambio. Es el heredero de las peores prácticas anti-republicanas y anti-democráticas que llevaron a nuestra Nación a un proceso de oscurantismo y terror, es heredero de la dictadura militar chilena, es heredero de la pobreza causada por la concentración de la riqueza, es heredero de la educación y salud basada en el lucro y es heredero de la represión que hoy asola nuestro país.

No faltará el Institutano que se horrorice al leer esta declaración, pero únicamente le pido que recuerde sus raíces y su formación.

Laurence Golborne, podrás utilizar tu paso por el Instituto Nacional con un fin mesquino, como lo es una propaganda electoral, cosa que ningún candidato Institutano a la Presidencia del Chile ha hecho jamás en la historia de nuestra Nación. Incluso podrás llamarte Institutano, pero nunca serás reconocido por los que fueron, son y serán futuros institutanos. Es una vergüenza que utilices nuestra historia y nuestros símbolos, que son los de Chile republicano, para unirlos a la historia y a los símbolos del Fanatismo, la Ignorancia y la Tiranía. .

Para finalizar, quiero recordar los rostros y muchos de mis queridos compas, a los señores auxiliares del aseo, a los señores inspectores, a los(as) señores(as) profesores(as), al personal administrativo, a los inspectores generales y rectores, a los apoderados y a los que hoy se encuentran en el Oriente Eterno junto a su linaje. ¿Cómo olvidar a los que se les fue arrebatada la vida victimas de la ira del fascismo?

Institutanos muertos por la dictadura de Pinochet y los actuales padrinos políticos de Laurence Golborne:

Patricio Acosta

Salvador Allende

Alan Bruce

Antonio Cabezas

Augusto Carmona

José Carrasco

Manuel Donoso

Ricardo García

Mauricio Jorquera

Georges Klein

Carlos Lorca

Jorge Muñoz

Roberto Nordenflycht

Orlando Letelier

Eduardo Paredes

Enrique Paris

Jorge Peña

Fernando Peña

Héctor Pincheira

Anselmo Radrigan

Arsenio Poupin

Enrique Ropert

Alfredo Rojas

Francisco Rozas

Claudio Silva

Ricardo Silva

Mario Superby

Claudio Tognola

Luis Valenzuela

Fernando Valenzuela

Guillermo Vallejo

Víctor Zúñiga

Laurence Golborne

Laurence Golborne

¿Cómo no recordar a un Cloto, que de estudiante universitario trabajó como inspector, luego fue secretario de la construcción del actual edificio y llegó a transformarse en Profesor de Matemáticas, Física y Estadísticas? Un profesor jodido, pero querido por muchas generaciones de Institutanos que vieron en él la inspiración que llevó a formarlos en sus vidas. Un hombre que no supo si regresaría a casa un 11 de septiembre de 1973, cuando sentía las bombas que caían a una cuadra de distancia, en la Casa de los Presidentes de Chile y posteriormente enterose de la muerte de su H:.M:. y Presidente de Chile Salvador Allende. ¿Cómo no recordar los valores enseñados por un V:.M:., un Profesor, un amigo y un padre…?

Mi corazón se rompe y mi alma se desgarra al pensar en lo que fuimos como institución y en lo que nos quieren convertir.

Por la memoria de los que hoy no están con nosotros, por los estudiantes de Chile, por los Mapuches, los que hoy nada tienen y necesitan todo, por todo aquel ciudadano que transitó por nuestras aulas, por un Chile que suplica volver a la razón, hoy no sólo estallo en llanto por mis recuerdos, sino que también explosiono en ira y rabia descontrolada ante un nuevo bofetón y afrenta de nuestra historia Humanista, Laica y Republicana.

La lucha de un Institutano es constante y permanente. No será la primera ni la última vez que el fascismo intente destruir nuestra identidad…

Arriba institutanos,

nuestro colegio es cuna

de todo cuanto llaman

chilena ilustración,

pues cupo al Instituto

la espléndida fortuna

de ser el primer foco

de luz de la nación.

¡Hijos de José Miguel Carrera!.. INSTITUTO NACIONAL… LIBRE…!!!

A L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

Dedicado a Ariel, actual alumno del Instituto Nacional y por siempre Institutano.

Milan Mauricio Grušić Ibáñez

Ex alumno del Instituto Nacional

Egresado del Liceo Arturo Alessandri Palma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s