Amina, condenada a morir

549763_10151499695419800_621523513_n

Un clérigo musulmán condenó este miércoles a muerte por lapidación a Amina, una joven tunecina de 19 años que se atrevió a difundir en las redes sociales una fotografía suya en topless con una frase en árabe en la que abogaba por los derechos de la mujer.

La condena, que ha provocado reacciones en contra y a favor de la joven, fue emitida por el clérigo Adel Almi, través de una Fatwa, un pronunciamiento legal en el Islam de eruditos religiosos, tras declarar a Amina culpable de mostrar su cuerpo en público.

La Fatwa establece que la joven estudiante de educación secundaria reciba 10 latigazos en un sitio público y luego sea lapidada hasta morir para castigar su indecencia y evitar que su “mal ejemplo” desencadene una epidemia y otras chicas repitan su acción.

“Amina quería destacar y llamar la atención al posar desnuda. Esto refleja que la chica no tiene nada que perder y no es consciente de lo sagrado de la mujer. Estas acciones deben ser tratados para evitar posibles desastres”, dijo Almi.

El clérigo religioso, presidente de Conciencia Moderada y Reforma, una asociación islámica radical, consideró que Amina debería ser azotada 100 veces dada la magnitud de su pecado, “la chica merece la lapidación hasta la muerte”, subrayó.

Amina, quien asegura ser integrante del grupo Femen, un movimiento feminista surgido en Ucrania en 2008 que realiza sus protestas con el torso desnudo para llamar la atención, publicó en Facebook una foto en topples con la frase: “Mi cuerpo es mío y de nadie más”.

La publicación generó en unos cuantos minutos más de tres mil 700 “me gusta” (likes) y miles de comentarios, algunos apoyando su causa a favor de la libertad de la mujeres en Túnez y otros en contra, además de amenazas de muerte, muchas de ellas de parte de musulmanas.

La inusual protesta Amina desató el rechazó la propia familia de Amina, que la considera una “ofensa al pudor de la mujer” y al Islam, desaprueba su comportamiento, la desconoce e incluso respalda su sentencia a muerte, según reportó el sitio Algeri-focus.

“Somos una familia musulmana y no podemos aceptar estas prácticas que han afectado gravemente no sólo a nuestra imagen, sino la imagen de la mujer tunecina y nuestra religión, el Islam”, afirmaron los padres, tíos y primos de Amina en un mensaje difundido en Internet.

Nuestra hija es víctima de la manipulación mental, del lavado de cerebro. “Debemos luchar contra este flagelo para salvar nuestras chicas!”, dijo la madre de la joven, tras expresar su indignación y vergüenza por el comportamiento de Amina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s