Niños androides con tablets

 

DSC_0863 

 

Por Roberto Gallego. Fotos de Pepe Durán.

”Temo el día en que la tecnología supere nuestra interacción humana” dijo hace casi un siglo un genio loco llamado Albert Einstein. Y pensando en esta frase observo la nueva realidad educativa y me entran escalofríos por el cuerpo. ¿Los avances tecnológicos equivalen a una explosión de cultura? Pues, gracias, pero no.

Mucho he leído y escuchado sobre la importancia de incentivar el desarrollo en la formación escolar con la utilización de tabletas -también denominadas tablets o pantallitas-. Precisamente uno de los más fervientes seguidores de esta nueva corriente me arengaba en la compra de una tableta para llevar en mi bolsillo más de cien libros. ¿Más de cien libros en mi pequeño bolso? Muchas preguntas se me pasaron por la cabeza para hacerle, pero todas se contestaron por sí solas al estar recibiendo este gran consejo de alguien que en su vida se ha leído un libro.

Que son muchas las ventajas de la tecnología aplicada a la cultura es evidente: por facilidad, por rapidez, por mayor capacidad de información. Pero cuando se trata de debatir sobre si en la escuela lo más apropiado para los niños es el estudio a través de tabletas ya mi postura cambia radicalmente.

Observo en este razonamiento argumentos huecos, cuadriculados, que no me dicen absolutamente nada. Tenemos que partir de la base que en toda iniciación a la cultura, a la educación, uno de los pilares básicos es la habilidad de escritura de un alumno. Su limpieza, su orden, su capacidad de transmitir ideas y conocimientos. En este proceso se conecta el cerebro con la mano y se ensancha su mente a cada borrón y nuevas líneas. Y su mano se expresa libre construyendo trazos semicirculares y poniendo los puntos sobre las íes. Las tabletas se han diseñado para disponer y consumir archivos plagados de contenidos, pero con los alumnos eso no basta, ¿o queremos formar a perfectos androides? Se olvidan de lo más importante: de la interacción, de la participación, del trabajo creativo.

DSC_0866 (1)

Todos alienados, como en una cadena de montaje, sin levantar la vista de la luminosa pantalla; sin hablar ni reír ni jugar. El silencio del aula roto solamente por el pulsar frío y seco del teclado. Dedos rectos y serios como cipreses que a cada golpe de tecla reducen el crecimiento creativo. Y todos en fila, autómatas, programados, siendo una extensión de ese aparatito donde las ventanas que se abren son las de windows y no las de sus cerebros. Eso sí, con las manos impolutas, limpias como el torso de un ángel, sin barro ni manchones de tinta. Y con las rodillas intactas sin heridas color rojo amapola y los pantalones íntegros sin pedazos de verde hierba. Pulcros, higiénicos, repetidos.

DSC_0868

La tecnología jamás inventará una fórmula secreta donde el niño evolucione más rápido y mejor. No hay fertilizantes, de esos que les echan a las plantas para que crezcan antes, que sirva para el desarrollo fugaz de un muchacho. El aprendizaje del vivir, de compartir, de la convivencia, se consigue a base de juntar piel con piel, de derramar lágrimas y fusionar abrazos. Las riñas son necesarias, de ahí nace la disculpa. Los golpes son necesarios, de ahí surge la fortaleza.

Y en ese vendaval de datos que se les quiere introducir a los alumnos del mundo, nadie les enseñará a dar su primer beso ni a mover el pincel suavemente sobre el lienzo para crear hermosos cuadros. No se descubrirá jamás, ni mañana ni en cien años, una aplicación informática que pueda sustituir al noble arte de la vida.

Y sobre la frase de Albert Einstein, con la que abría el artículo, lo que yo me temo es que ese día -en que la tecnología supere finalmente a la interacción humana- ha llegado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s