El obispo Camus y el atentado a Pinochet

camus2

Este fin de semana, a los 87 años, falleció el sacerdote más odiado por la derecha y la dictadura de Pinochet, el obispo Carlos Camus Larenas, gran defensor de los derechos humanos, querido y respetado por los chilenos de buen corazón.

Cumplió múltiples responsabilidades en su Iglesia Católica y cada vez que tuvo la oportunidad, no dudó en enfrentar a los golpistas militares y civiles en esos duros años de terrorismo de Estado que debió sufrir nuestro país.

Como Obispo de Linares, calificaba al enclave alemán de Colonia Dignidad, como un “lugar vergonzoso” para todos los chilenos y desarrolló una dura lucha por terminar con el abuso a  las personas que se cometía en ese siniestro lugar. Fue vocero de los Obispos Católicos, y como tal, defendió permanentemente a los campesinos, trabajadores y estudiantes ante los ataques represivos y no calló su crítica a la justicia de esos tiempos, al calificarla de “demasiado lenta” para hacer su trabajo de protección de las víctimas.

Quizás su enfrentamiento más duro contra la dictadura y el auto designado “Presidente”, fue después del atentado contra el mismo Pinochet, por parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez – FPMR. Nunca podremos olvidar sus opiniones cuando calificaba el suceso, las palabras que se atrevió a decir cuando más arreciaba la represión y los asesinatos, en esos días posteriores al intento de ajusticiamiento en el Cajón del Maipo. Para el sacerdote, los ejecutores del ataque al criminal, desde el punto de vista moral “no tienen tanta culpa”, “porque les habían declarado la guerra y ellos hicieron su guerra”.

Carl Camus

Todos los que vivimos esa época, recordamos a un servil Jaime del Valle, que oficiaba de Ministro de Relaciones Exteriores, cuando se quejó ante el Nuncio Vaticano de la época, pidiendo drásticas sanciones para el prelado. La dictadura tenía como ministro de justicia a Hugo Rosende, éste, usando la televisión nacional atacó al Obispo Camus, exigiendo que se retractara de sus dichos. O al designado sub Secretario del Interior Alberto Cardemil, ordenando expulsar sacerdotes como represalia del régimen. El odio de la dictadura llevó incluso a la detención de una sobrina del Obispo y allanar varias casas de sus parientes con el fin de amedrentarlo.

En un nuevo acto de valor, el obispo reafirmó sus dichos y agregó que había visto “heroísmo” en los autores del atentado, en los combatientes del FPMR, porque, según sus propias palabras, al enfrentar a la comitiva y escoltas del tirano “ellos se arriesgaron bastante”, en cambio, en la acción de un torturador que abusa de una persona desarmada no ve “ningún heroísmo”.

camus3

Grandes luchadores tuvo la Iglesia en ese duro período, André Jarlan, asesinado por carabineros en la Población La Victoria, Pierre Dubois expulsado de Chile después del atentado, el padre Alfonso Baeza Donoso, defensor de los encarcelados, el Cardenal Raúl Silva Henríquez digno en la defensa de los derechos humanos y el Obispo Carlos Camus, uno de los más destacados y valientes, entre tantos sacerdotes.

Nunca te olvidaremos querido Obispo Camus.

Construyamos un Chile Digno

José Miguel Carrera

Fotos Vicaría de la Solidaridad (Archivo).

Anuncios

2 Respuestas a “El obispo Camus y el atentado a Pinochet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s