¿Qué porcentaje debe ganar el escritor?

Todos los porcentajes que le corresponden a cada una de las partes que conforma el eslabón en la cadena de producción del libro son variables, pero hay una media —punto porcentual más, punto porcentual menos— por el que se rige la industria editorial.

Autor: 10% del PVP del libro. Entiéndase por autor al creador de un contenido, sea un escritor, un ilustrador, un fotógrafo, etc. De ese 10% del autor, a su vez, se desprende el porcentaje para el agente literario, que normalmente es del 1%; por lo que el autor se queda con el 9% del PVP del libro. El adelanto que el creador recibe al momento de firmar el contrato con la editorial se deduce del PVP del libro multiplicado por la cantidad de ejemplares que se imprimen por edición (royalties).

Editor: 30% del PVP del libro. Con este porcentaje el editor debe cubrir los costes de corrección de la obra, del diseño de la colección, del libro y de la portada; la traducción si la obra original es en otro idioma; la maquetación; las revisiones; la impresión; la promoción y prensa del libro (marketing). De este porcentaje, el editor también debe obtener beneficios para hacer rentable la empresa; primero, porque es quien apuesta y destina recursos económicos y humanos para publicar la obra de un autor y dar a conocer un determinado contenido y, segundo, porque la editorial es un negocio como cualquier otro y necesita obtener ganancias para seguir existiendo. El editor también debe hacerse cargo de los ejemplares devueltos por el distribuidor y el punto de venta, acarreando los costes de almacenamiento, los costes relativos a una eventual “segunda vida” del libro y los de incineración si se destruye la edición.

Pedro Lemebel  2014

Porcentajes: ¿Todos felices?

 

Distribuidor y Punto de venta: 60% del PVP del libro. Las distribuidoras negocian con las editoriales el descuento (así se le llama en el sector) sobre el PVP del libro y luego la distribuidora lo hace con el punto de venta. Si el punto de venta es una gran superficie se descontará más porcentaje, por lo que el distribuidor se quedará con un 10%-15% y la gran superficie con un 45%-50%. Si el punto de venta es mediano o pequeño el porcentaje que le corresponde a cada uno se equipara. El distribuidor asume los costes de transporte del libro al punto de venta; de ida y de vuelta, porque el libro que no se vende vuelve al editor por medio del distribuidor, y el mantenimiento de su red comercial que presenta las novedades a las librerías. A su vez, el punto de venta asume el coste de una infraestructura donde colocar y exponer —a veces también promocionar— los libros para la venta al público, más los recursos humanos para ejecutar la venta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s