Miriam Gebhardt

“Als die Soldaten kammen”
Cuando llegaron los soldados
Miriam Gebhardt

2015-05-23 19.37.16

Der Spiegel – Urbe Salvaje

Rachel tenía veintitantos y un diario de vida, pero nunca pudo escribir ni una sola palabra. “Que fiasco”, pensó. ¿Pero sobre qué iba a escribir? ¿De muertos y de más muertos? ¿De jóvenes asesinados? ¿De la guerra? Era una locura. Las palabras estaban de más. Todo se abocaba al dolor.
Rachel se limpió la sangre con la mano. Entre aquellas cuatro paredes los gritos del soldado eran insoportables. El médico y sus ayudantes, pese a los esfuerzos, no lograron sujetarlo mientras amputaban lo que quedaba de su pierna izquierda. Luego de recibir un manotazo y ver esa terrible escena Rachel lamentó haber decidido ser enfermera en los últimos días de esa locura despiadada. Sin embargo la mujer estaba convencida que tenía que ayudar a su país de alguna forma.

Los ojos de quién te va a hacer daño. La furia del enemigo. El odio que provoca el no respetar nada. Esos eran los elementos que se mezclaban en la pesadilla de Rachel, sueño que finalizaba tras recibir un disparo a corta distancia en su cabeza.

En mayo de 1945 Alemania había perdido la Segunda Guerra Mundial. Los rusos entraron en Berlín con la férrea convicción de sentirse ganadores. Pero también con el deseo de venganza ante las atrocidades cometidas por las SS. Lo que nadie sabía era que ellos iban a cometer otras atrocidades. Y no iban a ser los únicos.
Hoy, pasados 70 años, recién se comienzan a saber algunos de los hechos de connotación sexual que sucedieron tras la caída del Tercer Reich.

2015-05-23 19.33.24

Miriam Gebhardt, historiadora, quién ha publicado diversos libros sobre el movimiento feminista alemán, ha sorprendido con un nuevo texto que causó conmoción en Alemania: Cuando llegaron los soldados, libro que narra los hechos de violencia sexual que sufrieron las mujeres alemanas por parte de soldados norteamericanos. Es cierto: no fueron sólo los rusos como se había asimilado por años. Miriam sostiene que americanos, franceses e ingleses también cometieron violaciones. 860.000 específicamente. Cifra inferior a los dos millones que se especulaba.

– ¿Qué fue lo que pasó? ¿Exceso de alcohol, el horror de los crímenes realizado por los nazis, escasa educación de los soldados, o simple y sencilla psicopatía sexual y machismo exacerbado?
– Hubo muchos motivos – explica Miriam desde Alemania-: un revanchismo, especialmente por las tropas del Ejército Rojo que habían sufrido mucho por la Wehrmacht alemana. Pero incluso
una mala imagen de la mujer alemana que fue considerada de baja moral. También la presión del grupo jugó un papel importante: las violaciones eran, en muchos casos, perpetradas por verdaderas pandillas. Sin embargo hoy vemos que la actitud de los soldados en diferentes lugares del mundo no está lejos de lo que sucedió en Alemania a finales de la Segunda Guerra Mundial por americanos y soviéticos- expone Miriam.

Las tropas de Hitler advirtieron que el avance del Ejército Rojo hacia territorio del Tercer Reich iba a provocar violaciones masivas. Por ello -tras la batalla en el centro de Berlín y el Reichstag- Rachel volvió a tener pesadillas durante las escasas horas de sueño en el refugio ahora inundado de sangre alemana.

Los bombardeos hacían tronar la tierra y cada casa y edificio fue testigo de verdaderas luchas cuerpo a cuerpo reviviendo lo acontecido en Stalingrado. Ancianos y muchachos de las Juventudes Hitlerianas habían pasado a engrosar las diezmada defensa germana. Poco fue lo que pudieron hacer. Rachel sintió temor de perder su vida. Por un instante deseó que los americanos llegarán antes que los rusos. Los americanos no cometerían los terribles designios advertidos por el nazismo. Rachel confiaba en que ellos sí eran serios.
A los pocos minutos sonó el radiotransmisor que comunicaba con otro búnker a unos kilómetros  de distancia. Era una enfermera amiga quién estaba al auricular. Apenas se escuchaba su voz. Sollozando emitió algunos balbuceos. Con dificultad Rachel entendió las palabras “rusos” y “violación”.
-Nos han violado a todas- le susurró finalmente su amiga.
Rachel no supo qué decirle. Estaba tan aterrada como su amiga.
– Lo siento mucho- atinó a responder y colgó. Las bombas seguían retumbando. Definitivamente salir era morir. Era eso o lo que le pasaba a su amiga. Rachel deseó evaporarse. Estuvo tratando de encontrar una solución pero ésta no aparecía; lo único que quedaba era rezar por que los americanos llegasen rápido.

Hoy Barbara Rohr, especialista en el tema, calcula que fueron violadas dos millones de muchachas y mujeres alemanas, 1´4 millones en la huida y expulsión de las regiones alemanas del este y 600.000 en Berlín y en la posterior zona de ocupación soviética. Unas 10.000 mujeres violadas murieron como consecuencia de las mismas, o se suicidaron. Ilko-Sacha Kowalczuk y Stefan Wolle calculan entre 110.000 y 800.000 los casos de mujeres violadas en Berlín en 1945. Estiman que el 40% de las víctimas fueron violadas varias veces.
Hasta 1947 los soldados del ejército rojo en la zona ocupada por los soviéticos habrían violado alrededor de dos millones de mujeres, datos que se basan, eso sí, en estimaciones.

Cómo fue posible que recién pasados 70 años se comience a saber la verdad?
Vergüenza, temor y una cierta parsimonia por no escarbar demasiado en hechos tan crueles sería la respuesta.

A juicio de la historiadora y autora del libro, Miriam Gebhardt, se debería hablar no tanto de prohibición sí no de falta de empatía y conmiseración en la sociedad por el tema de la violación. “Pienso que para las mismas afectadas y afectados (porque también fueron violados algunos hombres y niños) ha sido un tema muy vergonzante, que les producía rubor. Hubo un tiempo que era políticamente impensable hablar sobre víctimas alemanas. En parte porque fue importante ocuparse de los crímenes del Nacionalsocialismo y del ejército alemán, pero también por lealtad política con los respectivos aliados, y eso tanto en la República Federal Alemana con los aliados occidentales como en la DDR frente a la Unión Soviética“.
Es así como los soldados del ejército rojo quedaron como quienes violaron a las mujeres alemanas mientras los soldados americanos les regalaban flores y chocolates.

La violencia sexual de los norteamericanos sigue el mismo esquema que las del ejército rojo. Casi siempre a las violaciones preceden los saqueos, se apoderan de las cosas de valor y luego se lanzan sobre las mujeres.

2015-05-23 19.26.08

Miriam Gebhardt piensa que es muy elevado el dato de dos millones. Parte de alrededor de 4.300 los niños nacidos por violaciones de los aliados en los territorios de lo que luego terminaría siendo la República Federal Alemana, y otros tantos los nacidos en la DDR, es decir a su juicio podrían sumar 8.600 los niños nacidos como consecuencia de violaciones en territorio alemán. En razón calcula 860.000 víctimas violadas en territorio alemán, más o menos una mitad llevadas a cabo por los soldados soviéticos y la otra por los soldados aliados.
Hay otros datos basados en distintas fuentes o extrapolaciones. Así por ejemplo según el criminólogo americano J. Robert Lilly, los soldados del ejército US en la ofensiva sobre el territorio alemán en 1945 habrían violado estimativamente a 11.040 mujeres alemanas. Lilly fundamenta esta cifra tomando como base de datos los respectivos pleitos ante tribunales militares americanos. Según algunas investigaciones los tribunales militares americanos procesaron ante todo y casi exclusivamente a sus soldados afroamericanos, acusados de violación, y no a los blancos. Según Carol Huntington los afroamericanos, debido al racismo existente, fueron los primeros en ser sancionados con castigos. Y según Heide Fehrenbach oficiales de US veían, merced a su racismo, sólo en el delito de los afroamericanos una amenaza del estatus o de los objetivos políticos del ejército US en Alemania. Por tanto se basaría el estudio de Liully en una base muy parcial.

Según Marc Hillel se dieron 385 violaciones en la zona de Costanza, 600 en Bruchsal, 500 en Freudenstadt. Según Norman Naimark en las zonas de ocupación occidental sólo las tropas francesas-marroquíes fueron tan indisciplinadas como las tropas rusas. Sobre todo durante la ocupación de Baden y Württenberg se vieron las mujeres alemanas expuestas a la brutalidad sexual de manera parecida a la zona de ocupación soviética. Según Miriam Gebhardt habrían sido 190.000 las mujeres violadas por soldados del ejército de US, 50.000 las mujeres alemanas violadas por soldados franceses y, sin embargo, en la zona de ocupación inglesa, mucho mayor que la francesa y cuatro veces más poblada, tan sólo se habrían dado unas 45.000 violaciones.

– ¿ Los números pueden ser cuantificados realmente?- le preguntamos a Miriam.
– Mi estimación en números es de alrededor de un millón de mujeres. Tomé el número de hijos de violaciones por parte de soldados como un punto de partida para esta estimación. Pero la cifra nunca la sabremos exactamente- responde Miriam desde Alemania.

“Hasta ahora sólo ha habido cálculos de víctimas atribuidas al Ejército Rojo, que oscilaban entre uno y dos millones, comenta la historiadora del libro Cuando los soldados llegaron. Esta cifra se basaba en una valoración estimativa de las actas hospitalarias de una única clínica de Berlín. Nosotros sabemos con bastante precisión que un 5% de los nacidos fueron procreados en un acto violento, que una de cada diez violaciones terminaba en embarazo, y que cada diez embarazos uno llegaba a término, lo que da que cada 100 violaciones nacía un niño. Por supuesto, también se dieron relaciones sexuales voluntarias entre soldados occidentales y mujeres alemanas, de ahí que con frecuencia no se creyera a las víctimas de violación“, finaliza Miriam.

2015-05-23 19.11.01

Según Atina Grossman, en Berlín, la mayoría de los embarazos -a causa de la violación de los soldados rusos- terminaron en abortos. De acuerdo con las autoridades al principio todavía nacionalsocialistas, luego autoridades aliadas, así como de la Iglesia Evangélica, el parágrafo 218 de la Constitución fue de hecho dejado sin efecto, no aplicándose en estos casos. Para ello a las embarazadas se les exigió declaraciones juradas de haber sido violadas por soldados soviéticos. Y basaron su deseo de abortar en parte en su situación social de necesidad, en parte a la „distinta raza“ de los violadores, empalmando con ello por una parte con el discurso sociopolítico de la República de Weimar, y en parte con la teoría de la raza y la eugenesia de la época del nacionalsocialismo. Durante la ocupación nació un número de „niños rusos“, muchos de ellos como consecuencia de una violación. Norman Naimark escribe sobre las consecuencias sociopsicológicas de las violaciones: “En cualquier caso, al igual que la víctima violada purgó con las consecuencias durante toda su vida, de igual modo la pena colectiva resultó casi insoportable. La psicología social de hombres y mujeres en la zona soviética siguió marcada por los crímenes de los primeros tiempos de la ocupación, desde la fundación de la DDR, en otoño de 1949, hasta nuestros días“.

Obedece tambiém a un prejuicio el que las mujeres violadas fueron sobre todo jóvenes? ¿Qué me puedes decir sobre esto? “He encontrado casos de muchachas muy jóvenes, que antes no tuvieron relaciones sexuales y para las que tuvo que ser una experiencia traumática, pero también casos de mujeres de edad y también de hombres y niños. Encontré un caso especialmente triste: Una mujer de 50 años violada en los alrededores de Friburgo por cico soldados franceses, que terminó en el hospital herida de gravedad y más tarde tratada en psiquiatría. Esta mujer pedía auxilio por las noches. Y nadie sabía por qué. Sólo con los años y tras nuevo paso por el psiquiátrico médicos y psiquiatras supusieron que podía ser a consecuencia de las violaciones“.
Lo que significa que hoy algunas mujeres muy mayores viven todavía con el trauma de las violaciones de guerra. “Por la atención a los mayores se sabe que algunas mujeres ancianas, aseadas y atendidas por cuidadores, reviven su trauma cuando, por ejemplo, son tratadas por cuidadores groseros o por personas con acento ruso. Para estos casos existe poca comprensión en los centros de atención a mayores“.

¿Por qué se violó tan masivamente en la Segunda Guerra Mundial, cosa que parece no sucedió en cambio en la Primera? Naimark apunta como posibles causas de las violaciones la propaganda de venganza, experiencias dolorosas en los propios países y una imagen denigrante de las mujeres alemanas en la prensa y entre los soldados. Apunta también a una inclinación al exceso de alcohol entre los rusos y a la organización patriarcal de las sociedades rusas y de las asiáticas limítrofes, en las que la deshonra pasada pudo ser limpiada y saldada mediante la violación de las mujeres enemigas. El mayor estandar de vida de la mayoría de alemanes, como por ejemplo aseos en casas, pudo haber creado un complejo nacional de inferioridad, que juntamente con el deseo de venganza pudo haber incitado a las violaciones. Hans-Ulrich Wehler nombra las violaciones masivas como un “precio muy humillante y a menudo mortal” a pagar las mujeres por los crímenes de los hombres en la guerra.

2015-05-23 19.37.52

¿Hubo orden por parte de rusos, americanos, franceses o ingleses de violar a las mujeres alemanas? “No. Durante tiempo se extendió el rumor de que en el Ejército Rojo se había cursado invitación a la violación, pero esto tiene todos los visos de haber sido propaganda de guerra por parte alemana. Lo que posiblemente se dio fue entre los soviéticos, también entre los americanos, fue una especie de propaganda de guerra: presentar a la mujer alemana sexualmente más desenfadada y liberal que la de su país. En los periódicos militares del ejército norteamericano se publicaba con agrado fotos de soldados americanos besando a mujeres y colgados de sus cuellos, sirviendo ese trofeo sexual de acicate para que se apuntaran como soldados, cruzaran el charco y se enlistaran en el ejército. Pero esto no indica que estuviera permitido o que se hubiera ordenado“.

¿Se censuró la violación?
“La dirección del Ejército Rojo prohibía terminantemente la violación de mujeres alemanas y amenazaba con duros castigos. El que estas prescripciones se aplicaron dependía ya de los propios comandantes locales. Algunos castigaron violaciones y saqueos con la muerte o a latigazos, otros las ignoraron o hicieron la vista gorda“.

No se sabe hasta dónde, pero hay testimonios y panfletos que afirman habérseles concedido barra libre por el mando durante un par de días a la toma de una ciudad o localidad.

¿El tema está ya agotado? “ No, pienso que estamos al inicio. La pregunta es si nosotros hoy seremos capaces de dispensar a las víctimas de alguna forma un reconocimiento oficial. Existe la demanda de otorgarles una especie de centro o espacio conmemorativo. Sería hermoso tener un recuerdo especial por ellas, que muy bien pudiera ser por ejemplo en la Alta Baviera, y en la que las violadas tuvieran un puesto destacado. Y luego vendría el paso siguiente, una profunda reflexión sobre las estructuras de poder y brutalidad en la relación entre sexos, que se halla en el origen mismo del problema. No olvidemos que las violaciones en masa siguen siendo muy actuales en las regiones en guerra y conflicto. Pensemoa en la organización terrorista ISIS, en Boko Haram en Nigeria o en Siria, en la guerra de los Balcanes…“.

La matanza y asesinatos de mujeres en nuestras calles, casas y ciudades por hombres y maridos despechados es todo un síntoma del grave problema, que subyace en nuestra sociedad.

– ¿Cuál es el papel del arzobispo de Munich y Freising en este registro de la violencia sexual en el final de la Segunda Guerra Mundial?
– Él era el destinatario de más de 300 cuentas por clérigos en Alta Baviera y fue quien informó acerca de la situación en sus parroquias los primeros meses después de la Segunda Guerra Mundial. Escribieron allí informes sobre el
daño de la guerra, sobre la situación moral en las comunidades, y también sobre la violencia y las violaciones. Sorprendentemente en la mayoría de los casos hubo violaciones por soldados, incluso en comunidades muy pequeñas y rurales. El sacerdote describió ellos bastante fríamente ya que se había convenido que muchos de estos crímenes fueron
provocados por las mujeres. Sostuvieron a las víctimas como responsables, especialmente
mujeres sexualmente experimentadas, los refugiados y evacuados de la ciudad, que eran extraños en los pequeños pueblos, tenían una mala reputación. Por lo tanto, era muy difícil para las mujeres encontrar el reconocimiento de lo que le había pasado.

– ¿Cuál es la lección que podemos obtener de esta investigación que se refleja en su libro? Un nuevo código de ética de la Fuerzas Armadas de todos los ejércitos en el mundo?
– Sí, pero también es importante abordar el sistema de género en las sociedades De donde vienen. Creo que siempre existe el peligro de violación de guerra cuando
el sistema de género en una sociedad se encuentra bajo presión – cuando los hombres quieren volver
a los llamados papeles tradicionales como podemos ver por ejemplo en ciertos conflictos islámicos.

– No puedo evitar una especie de paralelismo entre éste y el comportamiento del ejército chileno tras el golpe de Estado en 1973. En muchos suburbios todos los hombres fueron arrestados, se les mantuvo en campos de fútbol durante el día y las mujeres quedaron a merced de las tropas de Pinochet, que vieron en cada uno de ellos un enemigo, incluso de una manera sexual. ¿Existe una especie de paralelismo entre estos crímenes?
– Creo que podrías comparar estos eventos a lo que ocurrió cuando el ejercito estadounidense aterrizó en Gran Bretaña y en Francia. Aunque estos países eran aliados aun así cometieron muchas violaciones. Parece que querían demostrar quién estaba a cargo ahora en Europa.

– ¿Qué debe hacer el Ejército estadounidense después de 70 años? ¿Pedir perdón,
indemnizar, construir un monumento? Decir la verdad sobre lo que pasó.
– Estoy a favor de la educación. Creo que ahora dentro de todo ejército debe trabajarse en una nueva cultura. Pero para esto se requiere abordar que las estructuras de poder entre los hombres y las mujeres en general tienen que igualarse en las diversas sociedades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s