Carsten Jensen

Nosotros, los ahogados

carsten melp1

(Inicio, Las botas)

Laurids Madsen estuvo en el Cielo, pero volvió a bajar gracias a sus botas.

No subió tan alto como la cabeza del mástil, apenas hasta la verga mayor de una goleta de tres palos. Estuvo a las puertas del Paraíso y vio a San Pedro, aunque el guardián de la entrada al más allá no le enseñara más que el culo.

Laurids Madsen debería haber muerto, pero, como la muerte no lo quería, se convirtió en otra persona.

Antes de que Laurids Madsen se hiciera conocido por su visita al Cielo, ya era famoso por haber empezado una guerra él sólito. Perdió a su padre, Rasmus, en el mar cuando contaba seis años, y se embarcó en el Anna, de Marstal, con catorce. Sólo tres meses después, el Anna naufragó en el Báltico. La tripulación fue rescatada por un bergantín americano, y desde entonces Laurids Madsen soñó con América.

Ganador del premio más prestigioso de Dinamarca —Danske Banks Litteraturpris— y elegido por los lectores del Morgenavisen Jyllands-Posten como mejor novela danesa de los últimos 25 años,Nosotros, los ahogados es sin duda el libro más importante surgido en dicho país en los últimos tiempos. Obra de gran singularidad y profundo calado, se convirtió asimismo en un éxito de ventas arrollador, con más de 150 mil ejemplares vendidos.

El pueblo costero de Marstal, al sur del país, es conocido por sus aguerridos y expertos marineros. Empecinados en conquistar los mares y dejar que el viento los arrastre lejos de su lugar de origen, son hombres acostumbrados a luchar, no sólo contra el mar, sino contra otros hombres y otras naciones, a lidiar con las mujeres que aman y, sobre todo, con sus propias y más oscuras ambiciones. Desde las desnudas rocas de Terranova hasta las exuberantes plantaciones de Samoa, de las tabernas de Tasmania a la costa del norte de Rusia, ésta es la apasionante historia de varias generaciones de Marstal, un relato épico y conmovedor de quienes se marcharon, pero también de los que se quedaron, en una época en que Europa se vio sacudida por una transformación política de efectos devastadores.

Con claros ecos de las grandes epopeyas marinas de Melville, Stevenson y Conrad, Nosotros, los ahogados narra con una particular mezcla de humor y fatalismo una serie de sucesos extraordinarios en los que las historias de amor son el contrapunto perfecto para el eterno afán del hombre por conquistar lo desconocido.

Entrevista de Raúl Encina

Agradecimientos al restaurant Ocean Pacifics

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s