El fútbol, Jadue y los incapaces

Por Rafael Walker

Los privados son incapaces de manejar el fútbol profesional

JadueChao

La Fiscal General de Estados Unidos, Loretta Lynch, remeció a la opinión pública internacional hacia fines del mes de mayo pasado.  Desde  el cuartel general de la FIFA, en Suiza, resultaban detenidos, y luego extraditados, altos ejecutivos de la transnacional, y presidentes de federaciones y confederaciones, entre éstas últimas, mandamases y ex mandamases de Centro y Norte América. De “nuestra” Conmebol, no cayó nadie, pero era cosa de tiempo, “se sabía” dicen los periodistas especializados.

Mientras tanto, aquí, en este país esquina, se iniciaba la Copa América. “Perdón, don Sergio, no quisiera importunarlo, por favor, pero queremos saber si nuestra federación está involucrada en algo de esto”. “Cómo se le ocurre, jamás, y ahora mismo, que la asamblea forme una comisión investigadora. Soy un libro abierto, transparencia total, colaboraré con todo”, señalaba Jadue campante.

Y se formó la comisión. ¿Y quiénes lo fiscalizarían? Obvio, los mismos que lo pusieron allí, en la presidencia del fútbol chileno. Colo Colo, la U, la UC, y otros 6 clubes. La encabeza el presidente de Cruzados, el ingenuo Jaime Estévez. Sí, el mismo que les cobró comisión a los usuarios de la cuenta rut.

Y seguía jugándose la Copa América. Y la señora Lynch le comunicaba al mundo que la FIFA es dirigida por delincuentes internacionales. Afortunadamente, ese era un problema de los otros, “nuestro” Sergio Elías Cortés Jadue, conocido popularmente como Sergio Jadue, era un hombre probo, inmune a las tentaciones, a la codicia, a la corrupción.

El señor Varela, director de la ANFP, ex presidente de ColoColo, encargado del mundial sub 17, proveedor de los móviles y equipos para el CDF, cosa que no le ocasiona conflicto de interés, por favor, él está por sobre eso, le preguntó a San Sergio, y éste le negó tres veces, “no estoy involucrado, hasta cuando, lo juro por mis hijos”.

Y sigue la Copa América, y la selección local avanza. La comisión investigadora no, pide más plazo. Ya nadie se acuerda. La prensa local menos que nadie.

El joven treintón, tonto útil para los intereses de los grandes del fútbol, se ha rebelado, y revelado. Ahora hace callar a los presidentes de la U, UC y Colo Colo, durante los consejos, los insulta, los increpa, los ningunea. Es déspota, autoritario, ridículo. Arregla partidos, pone a sus cómplices, perdón, a sus amigos en cargos clave. Incluso el recordman  mundial de los cheques sin fondos es quien lo asesora, y ocasionalmente, lo reemplaza en su cargo internacional de vicepresidente de la Conmebol. Y todos agachan el moño. ¿Oposición? No existe.

Chile campeón, Chile campeón, oh, ohohohóh. Por primera vez en la historia de la humanidad, Chile es campeón de América, gracias a Sampaóli, pero sobre todo,  gracias a Jadue.

Y va a La Moneda, lleva la copa, se fotografía con la Presidenta, que ha ido al estadio, a todos los partidos de la roja, y hasta ha entrado a los camarines después de los partidos. Chile unido, es un solo corazón.

Se compra una parcela, preciosa, dicen, en la localidad de La Cruz. Un departamento en Vitacura a todo cachete, y otras minucias, como un Audi para él, y una 4X4 gigante para su legítima esposa. Lo ostenta, lo explica, es el estatus que le corresponde, él es el presidente de la federación, lo merece todo. Se opera, quiere ser flaco.

La comisión concluirá, en septiembre, incluyendo el patrimonio de la señora, “que las cuentas están ordenadas y claras”. Así no más. ¿Todos ingenuos? ¿Incompetentes? Miremos a algunos. Mosa, empresario exitoso, dueño de Blanco y Negro. El ya mencionado Estévez, diputado y ministro, entre otras cosas. Luis Larraín, presidente de Libertad y Desarrollo, y ahora de Cruzados. Mariano Campos, presidente de la Lotería de Concepción, si, del Kino. Mario Conca, de Azul Azul, del canal Mega, si, el mismo que boleteó a SQM para que Piñera le pagara por esa vía sus bonos por servicios prestados a Chilevisión, probo a concho. Le suenan Lafrentz, Eguiguren, Aguad, Palma, Sánchez, si, ellos también eran miembros. Todos sorprendidos y burlados por Jadue. ¿Rostros de madera?

También en septiembre vuelven las clasificatorias para Rusia 2018. La selección le gana a Brasil y a Perú. Canasta limpia, que le dicen. Jadue es Dios, Sampaóli es San Pedro. Siguen cayendo presidentes de federaciones, de todo el mundo, los más cercanos también. Argentina, Colombia, Brasil (bueno, Teixeira no cae, él vive en las cloacas), etc.etc.  Jadue no, él es probo. Lo juró por sus hijos.

Y parte el mundial sub 17, ya es octubre, otro logro de Jadue. El gobierno subvenciona. Chile unido, un solo corazón. Y Jadue no está, o aparece poco. Se enferma, pide licencia por 30 días. Viaja a Brasil, en secreto. Su mujer dice que está cansado, estresado, necesita vacaciones, que tal vez viajen. Visita la embajada yanqui aunque no es el 4 de julio, pero todo bien.

El mundial juvenil funciona, no hay grandes problemas. Otro triunfo de Jadue en términos organizativos, Copa América y Mundial sub 17 sin faltas. El presidente no está para la premiación, raro. ¿Sospechas? Ninguna. Salvo el gobierno, no quieren a Jadue cerca de la Presidenta, ni ahí, ni el partido contra Colombia. Raro.

Otra fecha de clasificación, en Montevideo, ya es noviembre. Jadue no va. La selección es un desastre. Los golean. Les dan toque. Esa misma noche, cuando Chile ya no es un solo corazón, Jadue se va a Miami, con su familia, de vacaciones. Siguen cayendo ejecutivos de la FIFA.  Jadue no, lo juró por sus hijos.

Nos enteramos por la prensa

Y nos enteramos por la prensa. La prensa internacional eso sí. La de aquí no está para esas menudencias. Serviles siempre, investigar jamás. Jadue acusado por el FBI, aceptó sobornos, confesó, y está colaborando con la investigación.

Y se produce la magia. Sí señor, señorita, milagro. Los dirigentes, los periodistas, hasta el contralor Mendoza, que encabeza una auditoría por las platas de la Copa América, recuperan el habla. Dicen poco, es que no sabían.

Al igual que sus ídolos, Jadue tiene cuentas en paraísos financieros. No el Banco Riggs, no, como Golborne, en las ex Íslas Vírgenes, porque a estas alturas ya no pueden persistir en ese nombre. Oh, sorpresa, no lo podíamos imaginar. A ver, un momentito. A nadie le llamó la atención que Jadue pasara de aspiracional incontrolable, a millonario ostentoso. Por favor. Pero la directiva que lo acompañaba en la ANFP no sabía nada, no vio nada, y si fuera cierto, no se acuerdan. Sólo su fiel secuaz, el señor Jaque, tiene que ver con estas “irregularidades”. Nadie más. Se va Jaque, y todos los demás se quedan, sí, se quedan, y respaldados por el Consejo.

Ahora todos le dan a Jadue, como bombo en fiesta. Comenzando por la prensa local especializada. Oportunistas y cobardes, a lo menos. Sin una gota de rubor, ni una arista de pudor. Se acuerda de Pinochet. Cuando lo pillaron, sus huestes lo dejaron solo. Es que no sabían.

Jadue en Miami, cantando como Los Quincheros, tonadas y cuecas acerca de patrones de fundo. Pero, su despedida fue notable, su comunicado es para el bronce. Misión Cumplida. Nunca sabremos a qué se refería.

Michelle Bachelet, Natalia Riffo, Alexis Sanchez y Sergio Jadue

Los 4 Fantásticos: Jadue, Bachelet, Riffo y Sánchez

El campeonato, CDF, y otras cosas menores

Ahora los canales de TV “investigan”. Muestras sus casas y parcelas, sus autos, sus lujos. Entrevistan a sus cercanos. “Aquí todos roban, pero Sergio nos sacó campeones de América, el mejor dirigente de la historia”.

Entre las cosas que quedaron pendientes de la misión cumplida está la venta del 20% del CDF. El negocio estaba listo, con Fox Sports. Sin licitación, pero no es necesario, allí manda la transparencia. La inestabilidad dirigencial obliga a la señal californiana a echar pie atrás. Todavía hay esperanzas, una empresa del mundo árabe sigue interesada.

Ah, bueno, el campeonato también terminó mal, pero es un detalle. El campeón no pudo jugar su último partido, celebrar, ni recibir la copa.  Esa parte de la misión tampoco se cumplió. No seamos tan exigentes.

¿Por qué no pudo? Por los niños pues, como los llamaba el doctor Orozco. La Garra Blanca y los Panzers decidieron efectuar su espectáculo privado. Batalla campal, con los equipos en la cancha. Partido suspendido, para siempre parece. Ninguna ciudad quiere recibirlos.

Y los niños…¿Quiénes son? También les dicen barras bravas. Y son dos. Las demás…aprendices. Ninguna tiene el prontuario de la Garra Blanca y de Los de Abajo. Delincuentes avezados. En el caso azul, es lamentable. Los de Abajo tiene un origen contestatario, anti dictadura, y miren donde fue a dar. Los niños, cuando acompañan a sus equipos a regiones, se toman las ciudades. Delinquen, saquean, golpean a los locales, humillan, vejan, destruyen todo a su paso. Diamantes en bruto. Cuando se enfrentan, hay muertes. Varias.

Ser líderes es un gran negocio. Poder, dinero, viajes, venta de entradas, y venta de drogas, entre otros emprendimientos. Mucha plata involucrada. Y a la mano. Sin control de nadie. Crecieron al amparo de los dirigentes, les temían, y también los usaban. Los políticos los contratan, o contrataban, como asesores ideológicos de sus campañas electorales. Más plata, más poder. ¿La policía sabe quiénes son? ¿Sus nombres, rut, direcciones, giros de sus negocios? Saben. Los dirigentes y los periodistas también. Seguro que no se acuerdan eso sí.

jadue2

¿Se puede terminar con aquello? Por supuesto, es un tema de voluntad política, simple y claro.

Y, entonces… Es que hay mucha plata. Y es un negocio privado. En las utilidades. De 32 clubes, sólo 4 tienen estadio propio. Al resto,  el Estado los provee, se los construye, mantiene, y amonona. Con estándar FIFA, olvidaron tomar resguardos, como construir fosos para que los niños no entren a la cancha, pero bueno, es un detalle.

Los problemas de seguridad no son recientes. Llevan harto rato. Sin solución. El Estado pone carabineros en el control de las calles de acceso, al interior de los recintos, guardia privada. Guardia privada es un decir. Hombres y mujeres, de la tercera edad, con chalecos refractantes, que observan el comportamiento de los niños. Cuando éstos se portan mal, se hacen un lado, qué más van a hacer.

¿Y los clubes no pueden contratar otro tipo de guardias? Seguro, pero es más caro. Qué quede la cagá, y pidamos que vuelvan los pacos a controlar dentro. El fútbol profesional es una muestra más que clara que la empresa privada no es capaz de cumplir lo que les corresponde. Mil veces demostrado. Manejan flujos de dinero multimillonarios, que llegan a pocas manos, distribución desigual, clubes débiles financieramente, y por lo tanto, dependientes de la limosna de los poderosos. Platas de la televisión, mucha. Más si van a torneos internacionales. Inversión en su negocio, cero. Su industria, como les gusta llamarla, les proporciona tanta plata, que se la roban una y otra vez. Y si se endeudan, el Estado se hace cargo, una y otra vez.

Son incapaces de gestionar su negocio. Los chicos viven en la cuerda floja, viven de prestamistas. Las S.A. pequeñas no se la pueden. Nunca han podido. De ahí viene Jadue, de La Calera. Con suerte juntan 600 o 700 espectadores por partido. Adivine cuál es el próximo estadio que reconstruirá el Estado, si pues, ese mismo, el de La Calera.

Es hora de bajar las máscaras, poner verdades sobre la mesa. El empresariado futbolístico es incapaz, ineficiente, ineficaz. Y hay ladrones, y corruptos, y estafadores. Hay.

Ahora usan la violencia para tapar la corrupción. Y les funciona, ahí son maestros. Por ahora.

Me parece que de seguir así, dolorosamente, el fútbol profesional está herido de muerte, tal vez con una agonía larga, y por ahora, inevitable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s