Gabriel Salazar sin tapujos

salazar franja

¿Qué fue el Bajo Pueblo?  “Eran los marginales sin derechos”, señala Salazar. El pueblo mestizo derivado de españoles e indigenas. Los hijos del pecado, según el rey y el Papa, no tenían tierras, ni memoria, ni religión. No eran nada. Solo la leva para ir a servir de carne de cañón. Así las cosas vagabundeaban, traficaban ganado, atravesaban la cordillera o el Bío Bío. Ese es el verdadero huaso. Esta gente vivía en movimiento tomando lo que hubiera. Sin ley -porque los excluyen- hasta 1931. Siglos de impunidad frente al Bajo Pueblo que continúa esperando algo y alguien que los guie.

Solidaridad

Su única posibilidad es unirse. Cada vez que la historia le ha pedido un esfuerzo a este Bajo Pueblo la respuesta ha sido enorme. El Frente Popular,  Carlos Ibáñez del Campo, el allendismo con el Poder Popular, el MIR, el triunfo del No. El pueblo se une pero los conductores se auto destruyen. Hoy mismo, tiempo de bajezas y decadencia, el papel de los intelectuales está marcada por la desunión.
Ante la orfandad política el pueblo ha comenzado a reunirse en la comunidad local, con asambleas territoriales.

El MIR

El MIR comenzó siendo un movimiento; no un partido. El pueblo se auto conduciría. Pero no fue así. Hubo una elite, se militarizó, y las bases se eliminaron. El naciente partido poco a poco se redujo y posteriormente, ya mermado, pidió tareas imposibles. A fines de los 70 hubieron muchos disidentes. Se redactaron documentos de critica. El tranco del pueblo es uno de ellos.
“La responsabilidad del fracaso es siempre del pueblo”, señalaron los intelectuales injustamente sin ahondar que hubo un problema y no se buscaron las causas.
Y hoy debemos volver a hacernos la pregunta: ¿Para dónde va el pueblo?

 

En otro punto de la conversación le preguntamos sobre la delación bajo tortura, con el caso especifico de la Flaca Alejandra. Salazar señala que:
“El MiR no evaluó lo que era la tortura. El partido no se organizó para la tortura. En la tortura es casi imposible no hablar”.
Salazar dice que él no condena a la Flaca Alejandra. La comprende. No hay que delatar, pero es comprensible que ello ocurra sobre todo cuando solo existe lo ideológico, sin haber detrás identidad y cultura.
Una entrevista que usted debe ver y analizar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s