El bus del Odio

bus-de-la-libertad-familia

Por Kamilo Paradise

No estoy por la censura del Bus del Odio, me parece positivo que cada cual muestre sus cartas, en este caso, cartas de hipocresía, de intolerancia, de odio. Según trasciende, el bus dice: Con Mis Hijos No Te Metas / Nicolás tienen derecho a un papá y una mamá / – Estado + Familia.
No se atrevieron con el bus que hicieron circular en España que dice: Los niños tienen pene, las niñas vulvas, o algo muy parecido.

Lo cierto, y a pesar de lo espantoso que es el SENAME (recordar que en un porcentaje mayor son centros privados), el Estado sí se tiene que meter con los hijos, más aún en un país con las desigualdades existentes en Chile, en un horizonte utópico, sería preferible la eliminación del Estado y de las relaciones jerarquizadas, pero los principios de realidad son otros, una realidad de desigualdad donde se hace necesario el Estado. Sí sumamos esto a los abusos sexuales que se producen dentro del cuadro familiar, el Estado no sólo debe ser más, sino que tiene la obligación de proteger al niño, es decir, meterse. Yo espero que el Estado se meta, asegurando la educación desde temprana edad, hasta la universidad, como un derecho universal, protegiendo a lxs niñxs de padres abusadores, maltratadores, etc.

Nico tiene mamá y papá, mamá y mamá, papá y papá, mamá sola, papá solo, tíos, tías, mamás que son papás, papás que son mamás, y estos modos son dinámicos, lo que importa es el bienestar, la felicidad y seguridad del (la) niñx.

La ideología detrás del bus del odio, es una ideología retrógrada, conservadora, cartucha, etc. Tienen una idea de familia genitalista y sanguínea, a esa idea, antepongo una familia creada por lazos de asociación libre basada en el amor, grupo de personas unidas por lazos individuales y/o sociales, por lazos afectivos e intelectuales de reciprocidad.

Me opongo a la censura, que saquen sus máscaras estos católicos radicales e intolerantes, que nieguen la realidad con su moralismo caduco, ningún espantapájaros católico vendrá a negar la realidad de niñxs trans, el Estado eso sí, tiene que defender y proteger a todes, es decir proteger a lxs niñxs trans de este monumento a la intolerancia.

Más que más yo tampoco me defino por los genitales, y viajo constantemente entre lo femenino y lo masculino, y me gusto así, escandalice o no a las hordas de momias conservadoras.

Ahora, donde si debe intervenir el Estado, la familia, los individuos y todos, es cuando se molesta a unos niños trans, homo, lesbi, etcétera. cuando se le impide a una persona vestirse como se sienta cómoda, cuando se le obliga a algunas niñas llamarse por un nombre que no quiere, etcétera. Eso si que no se puede tolerar. Proteger la infancia es proteger la diversidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s