El orden en que se desordenan las cosas

21325845_1975559122457890_1202477248_n

(Teoría del caos de Serafín Alfsen-Romussi)

Por Nicolás Letelier S

Hace un tiempo escuché al propio Carlos Cociña decir que la labor del poeta se asemeja a la de un científico, un trabajo de conocimiento e interpretación del mundo. Un trabajo que no siempre se traduce en escritura pero que se establece como un mirar inquieto.  En el caso de Serafín Alfesen-Romussi no puede estar mejor aplicada tal comparación. Serafín posee el espíritu de esos científicos decimonónicos que se embarcaban en travesías eternas,  anotando en  sus diarios; pensamientos o clasificaciones de animales, rocas, comunidades encontradas, en un esfuerzo por entender el mundo explorado. “Teoría del caos” pretende, desde mi punto de vista,  ser esa bitácora interpretativa del mundo que el poeta logra abarcar. Un trozo de esa obra de “arte total” a la que el poeta nos tiene acostumbrados, con sus libros metódicamente publicados, sus collages, sus rewe made, fotografías,  incluso creo que en el último tiempo está trabajando en un proyecto musical. El poeta de “teoría del caos” de a poco ha ido creando una estética muy definida, donde las palabras se acomodan a la música del pensamiento, un pensamiento que no pocas veces se ve atravesado por el uso de sustancias enteógenas que trabajan como herramientas de desciframiento y construcción, de vinculo entre el sujeto y la naturaleza o el racionalismo occidental  y el animismo Mapuche o Hopi.  Me gusta, por otra parte, pensar en este libro como una partitura. Un punto de partida, un momento donde no todo es comprensión, sino más bien un estado previo, como de tanteo o experimentación sonora. Un artefacto de articulación y desarticulación para el lector (no sé si se si me explico bien)… un juego significante donde el lector a medida que entra en esta argamasa de tonalidades poco a poco va encontrándose con cosas, va develando objetos, objetos verdaderos que se desprenden en esta danza hipnótica, un decante que permite vislumbrar el orden en que se desordenan las cosas, que es la poesía de Alfsen.

21396775_1975255235821612_1532868689_n

Es importante recalcar que el poeta parte de un sinnúmero de lecturas que enriquecen la experiencia. Alfsen es un gran lector de ciencia, filosofía, estética, un enorme conocedor de poesía. Es así como vemos en este libro citas a Huidobro, Goethe, Quignard; alusiones a conceptos propios de la física, la psicología o la botánica que atraviesan cada capítulo del libro.

Para finalizar debo señalar que “teoría del caos” es también un manifiesto político de alguien atento, de un padre que denuncia lo que está mal en Chile, los horrores que consumen el mundo.

Cito:

  1. desexistían los tiuques troquelados contra la extensión

(presimbólica

del cielo chileno. Una

población callampa conceptual descolla de la copia feliz una

especie de

cuerpo de cristo o

arcilla eucarionte.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s