Luis Fernando Cueto dialoga con Pepe Cuevas

“No hay una guerra más cruenta que la que se desata entre hermanos, que las fratricidas. Las guerras civiles son las más crueles y encarnizadas que hay, y esto porque, en ellas, las sociedades sacan a flote sus grandes traumas nacionales, sus grandes quiebres e injusticias. Y son casi irreconciliables porque siempre, aunque no quieran, los hombres van a convivir en el mismo espacio y van a estar mirándose a la cara con odio. Además, como ya dije, en una guerra, lo primero que muere es la verdad, luego se aniquila la voluntad de los que se encuentran en la zona de conflicto y, por último, se acaba con los valores. Por eso, es casi ingenuo esperar piedad de parte de uno de los bandos en conflicto”.
Luis Fernando Cueto.

Leer Artículo →